La joven y talentosa bochofila Carla Cabrera, luego de tener un año 2019 brillante con títulos nacionales e internacionales, se ilusionaba con repetir la historia este 2020.

La joven y talentosa bochofila Carla Cabrera, luego de tener un año 2019 brillante con títulos nacionales e internacionales, se ilusionaba con repetir la historia este 2020.

La joven y talentosa bochofila Carla Cabrera, surgida de la ‘‘cantera’’ del Club Las Ranas de nuestra ciudad, le confió a Emisario Deportes que durante tres meses de cuarentena no la pasó bien en lo deportivo, teniendo en cuenta que no podía continuar con su plan de entrenamiento.

Hace unas semanas, cuando se habilitaron algunos deportes, Carla volvió a los entrenamientos en el Club Municipal de Del Campillo, donde viaja todos los fines de semana. Ella vive en Mackenna y el hecho de ir a entrenar a Del Campillo es porque allí están sus padres: ‘‘Ellos me cuidan las nenas cuando yo me voy a entrenar seis o siete horas, acá no lo podría hacer porque no tengo quien me cuide mis hijas’’, completó diciendo una de las mejores jugadoras de bochas del país.

‘‘La pandemia me afectó mucho en lo deportivo, porque no podía entrenar. Fueron tres meses muy duros. Hacía ejercicios con elementos de gimnasia, mirando videos y una compañera (Guadalupe Serantes de Olavarría), me pasaba planes para que yo me pudiera mover en casa, pero no es lo mismo que estar entrenando en una pista, correr y tirar bochazos en una cancha’’, señaló.

Carla, a pesar que está entrenando a full para ponerse nuevamente en forma, considera que este año no se van a realizar los eventos nacionales e internacionales que tenía en su agenda.

Entre los torneos previsto para este año estaba el Provincial de la Federación Cordobesa de Bochas, donde Carla iba a participar en el equipo de la Asociación de Coronel Moldes, teniendo en cuenta que este año volvió a jugar para un club de la región, el Everton de Moldes.

El Campeonato Argentino, representando a la Federación Cordobesa y con la Selección Argentina, la agenda incluía el Torneo Selectivo para el Panamericano de Zerbin que se iba a disputar en la localidad pampeana de Alta Italia en el mes de Junio y el Mundial de Zerbin que tenía fecha en Setiembre en Italia.

‘‘Las competencias internacionales ya fueron postergadas para el 2021, nos resta saber que puede pasar con el Torneo Provincial y el Argentino, porque cuando comenzó la pandemia no se habían fijado sedes ni fechas, pero sabiendo que las otras categorías de menores, juveniles y adultos fueron suspendidas, creo que nuestra categoría también se va a suspender y no habrá ningún torneo este año’’, añadió.

‘‘El 2019 fue un gran año’’

Así lo define Carla al año que pasó y solo con recordar los resultados conseguidos, sobran los adjetivos para calificar una temporada excepcional.

‘‘El 2019 fue un gran año para mi. Muy contenta por todo lo logrado junto a mis compañeras/os de cada equipo que me tocó integrar en cada competencia a nivel nacional e internacional’’, recuerda la chica nacida y criada en Vicuña Mackenna.

En el mes de Mayo (del 1 al 5) integrando la Selección Argentina obtuvo el certamen Binacional ante Chile, disputado en la ciudad de Santiago.

En Noviembre (del 1 al 5) obtuvo el Tercer Puesto -Medalla de Bronce- (estilo Zerbin) junto a Guadalupe Serantes en la Copa Mundial Femenina de Naciones disputada en Turquía.

Campeona Panamericana (por parejas) junto a Belén Pagani de Buenos Aires, en el certamen disputado del 1 al 10 de Diciembre en la ciudad de Chicago, Estados Unidos. Y también Sub Campeona en trío, y el mismo puesto en la general en el Panamericano de la modalidad Raffa Volo.

‘‘Realmente muy contenta, no solamente por los logros obtenidos, sino también por vestir y defender la camiseta celeste y blanca de la Selección Argentina, algo que yo siempre soñé y por suerte se pudo concretar. También fue importante competir en una modalidad nueva como es el raffa volo, un estilo que nunca había jugado’’, resaltó Carla, para luego agregar que, pasar tres meses parada le generó mucha bronca: ‘‘Para este 2020 tenía muchas metas: iba por mucho más, tanto a nivel individual como grupal. Y lo principal, seguir siendo parte de la Selección Nacional. El hecho que haya integrado el equipo en los distintos torneos que se realizaron el año pasado a nivel internacional no significa que tenga el puesto asegurado. Para seguir vistiendo la celeste y blanca hay que luchar con mucha actitud y sacrificio’’, resaltó.

‘‘También esperaba con muchas ganas el Panamericano que se iba a disputar en Alta Italia (La Pampa), muy cerca de Mackenna y me iba a sentir apoyada por mi familia y mis amistades que nunca me pudieron ver en un torneo internacional’’, concluyó diciendo la talentosa Carla Cabrera.