El fútbol regional sigue expectante a las resoluciones que se tomen desde el gobierno nacional y AFA, para ver que se puede realizar.

El fútbol regional sigue expectante a las resoluciones que se tomen desde el gobierno nacional y AFA, para ver que se puede realizar.

FÚTBOL REGIONAL

La gestión del flamante presidente Federico Tosolini, iniciada a fines del 2019, traía aires de cambios, ideas y mancomunión entre las entidades. Aunque varios de esos proyectos se vieron parados como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

La temporada oficial, que debería haber comenzado el 22 de marzo y 5 de abril en fútbol masculino y femenino, respectivamente, nunca vio rodar la pelota. Las actividades están totalmente detenidas y el cese comienza a resonar.

‘‘Hasta Marzo estaba todo en orden, habían empezado a hacerse los EMMAC (examen físico-clínico) y nos generaba un saldo positivo a nosotros. Los gastos que más nos cuestan son los sueldos, hay otros gastos fijos pero son más llevaderos, los servicios no son muchos y por suerte deudas no hay. Hay un margen para tirar un mes más, pero no va a ser fácil salir adelante’’, aseguró Alejandro Fernández, tesorero de Liga Regional al referirse a la situación económica por la que atraviesa la entidad.

La Liga Regional de Río Cuarto avisora, tal como ocurre con los clubes, un panorama oscuro desde lo económico.

‘‘Todo sigue igual’’

Por su parte el Presidente del ente rector del fútbol regional, Federico Tossolini, señaló a Emisario Deportes: ‘‘Sigue todo igual, la única novedad que pueda surgir es a través de la Federación Cordobesa de Fútbol, que presentó un protocolo (aprobado por todas las ligas) al COE Central de la provincia para ver si se pueden habilitar los entrenamientos. Pero primero hay que esperar que desde AFA se habilite la actividad y después el Consejo Federal tomará decisiones. Una vez que se concrete eso, comenzarán a ver los protocolos de las provincias’’, subrayó Tossolini.