NACHO CAMPOSEl juvenil arquero -categoría 2002- del Club Atlético San Martín, Ignacio “Nacho” Campos, ya es jugador de River Plate. Nacho se convirtió en una promesa más en la entidad “Millonaria”, teniendo en cuenta que ya fichó para su nuevo club y está a disposición del equipo de octava división que dirige técnicamente el recordado defensor riverplatense Jorge “Tapón” Gordillo.

El lunes 23 de enero se incorporó a River de manera oficial para realizar la pretemporada, que ya finalizó. A partir de esta semana comienzan a entrenar para disputar los primeros partidos amistosos.

Su tío y también entrenador de las divisiones infanto juveniles de San Martín, Diego Campos, recuerda como se le da la posibilidad al pibe de cumplir su sueño de jugar en un club grande del fútbol argentino.

“Todo comenzó cuando el año pasado vinieron a Mackenna Daniel Brizuela y su ayudante de campo, los “buscadores de talentos” de River que andan por todo el interior del país. En esa oportunidad se probaron más de 300 chicos de toda la región de las categorías 2002 y 2007. Nacho fue seleccionado junto a Lautaro Fernández de la 2007 (de San Martín), que también está siendo seguido por los profesores de River, ‘‘pero por ser todavía muy chico no se pudo quedar como lo hizo Nacho”, comenta Diego feliz por lo que logró su sobrino. Su alegría se multiplica teniendo en cuenta que él junto a Mario Vivaldi fueron los hacedores de este proyecto que todos los años les dará la oportunidad a los chicos y jóvenes de la “cantera celeste” y clubes de la región de poder ser observados por quienes buscan a los futuros craks.

Lo cierto es que el ahora arquero de la octava división de River Plate fue superando pruebas para llegar a la meta deseada, aprobada por el emblemático ídolo del “Millo”, el “Pato” Ubaldo Matildo Fillol, el encargado de dar el OK final a la hora de elegir arqueros.

La segunda prueba fue en Casilda (S. Fe) y la tercera tuvo que quedarse una semana en la pensión del estadio Monumental que el club tiene para albergar a los jóvenes que llegan del interior. Esa fue la prueba definitiva, porque los entrenamientos estaban bajo las órdenes del “Pato” Fillol, quien desde el primer momento se sorprendió por el juego de Nacho.

“Cuando vamos a buscarlo con Mario (Vivaldi) recibimos una muy buena devolución de las condiciones que le habían visto, y nos dicen que tiene que volver a una cuarta y definitiva prueba, donde iban a definir si quedaba o no.

Por suerte le salieron todas las cosas bien y fue cuando Fillol no dudó en decidir que Nacho tenía que quedarse en River. ‘‘A manera de premio el mismo “Pato” (Fillol) lo invitó a cenar, demostrando la buena relación que se formó entre ellos”, cuenta con orgullo el tío.

Su mamá Natalia fue la semana pasada a terminar los trámites correspondientes con la entidad millonaria e inscribirlo en el Instituto Secundario que cuenta River Plate.

‘Estoy disfrutando al máximo’’

El martes 14 de Febrero “Nacho” cumple 15 años, y que mejor festejarlo siendo ahora un jugador más de las divisiones juveniles de River Plate. A pesar que es hincha de Boca, la felicidad de poder defender los colores del “Millo” no la puede contener.

“Por el momento me siento bastante bien. Tuve un altibajo hace unos días pero lo afronté y seguí luchando, luego de escuchar a muchas personas a las que les agradezco mucho su apoyo”, comienza diciendo el pibe en diálogo con Emisario Deportes.

-¿Cumpliste tu sueño?- “Y el sueño está siempre, hay que esperar que pase el tren y tratar de subirme, para ese momento me estoy preparando. Gracias a Dios y a todos los que me han apoyado se me dio, y bueno, acá estoy disfrutando al máximo esta nueva etapa en mi vida que a veces me cuesta creer que sea real”, dice un poco emocionado.

-¿Ya te adaptaste al cambio o te cuesta un poco?- “Como me contaban, a los nuevos que llegan tratan de que se sientan bien y es verdad, desde que estoy acá me han tratado muy bien.
Me hice amigos de los chicos que integran mi categoría que están en la pensión y coincidimos en todo. Nos levantamos a la misma hora para desayunar, entrenamos a la misma hora, llegamos a la misma hora a la pensión y así voy formando amigos”.

Un nuevo sueño que se hace realidad. Un pibe correcto, respetuoso, responsable como lo es Ignacio Campos, el “Nacho”, hoy disfruta de esta gran oportunidad que le dió la vida. Es consciente que la va a tener que luchar y lo dijo en el transcurso de la nota, “Hay que esperar que el tren pase y tratar de subirme, para ese momento me estoy preparando”. Sin dudas que el tren de las oportunidades, que según dicen “pasa una sola vez por tu andén”, al “Nacho” no lo va querer dejar y le tendrá reservado un lugar para que sea un integrante más de los que luchan por subirse al tren de la victoria.