El Club A. Belgrano, uno de los protagonistas del torneo

El Club A. Belgrano, uno de los protagonistas del torneo

Después de tantas idas y vueltas, el Torneo Regional Amateur que organiza el Consejo Federal de AFA, no se terminaría de jugar este año. A pesar de los reclamos de Clubes como los cordobeses Racing y General Paz Juniors, San Martín de Mendoza, Altos Hornos Zapla de Jujuy, por citar algunos. El único representante de la Liga Regional de Fútbol de Río Cuarto es Belgrano de nuestra ciudad.

El campeonato se vio trunco en la primera fecha de la segunda fase debido al complicado panorama sanitario que afecta al país y se pospondría hasta mediados del 2021, siempre y cuando la situación sanitaria lo amerite..

La pandemia del coronavirus avanzó más de la cuenta en todo el país y en la actualidad provincias como Córdoba, Santa Fe, Jujuy y Buenos Aires están siendo castigadas con masivos casos positivos.

Estas cifras alarmantes hacen que una de las categorías más competitivas del ascenso del interior vea lejano su retorno.

Aún no hay comunicado oficial por parte del Consejo Federal de Fútbol, pero Guillermo Raed -vicepresidente tercero de AFA y presidente de Mitre de Santiago del Estero- le confirmó a Radio Suquía la postergación del Regional Amateur.

El certamen se suspendió -debido al comienzo de la pandemia- en la primera fecha de la Segunda Fase y uno de los 98 clasificados es Belgrano de Vicuña Mackenna, que cayó 4-2 en aquel compromiso que disputó en su estadio sin público ante Argentino Peñarol de Córdoba el domingo 15 de Marzo.

En principio lo prometido era que los equipos pertenecientes al Federal A y Regional Amateur vuelvan a entrenar a mediados de Octubre y reanuden su competencia el 5 de Noviembre. Pero Guillermo Red fue contundente y los torneos (al menos el Regional Amateur) se pospondrían hasta mediados del 2021.

La reanudación de la competencia implicaría la movilización de planteles en micros que respeten el distanciamiento social y controles sanitarios. Misma situación para la terna arbitral que debe ser neutral y de origen distinto a los rivales que se enfrentan en cancha.

Además, el club que hace las veces de local debe contratar personal policial y de salud. Lo que implicaría restarle hombres y mujeres a las fuerzas que combaten en primera línea contra la pandemia. La logística podría complicarse más si hay un jugador, árbitro o miembro de la delegación con síntomas de Covid-19.

La apertura de los estadios sin la presencia de público y el pago de salarios al plantel, son otras de las trabas hacia el retorno.