El equipo de Fútbol Femenino Sportivo Arcángeles se retiró del Torneo de Futsal que se está disputando en el Club San Martín, debido a -según lo expresado por ellas- las agresiones recibidas durante los partidos, no cobradas por los árbitros.

El equipo de Fútbol Femenino Sportivo Arcángeles se retiró del Torneo de Futsal que se está disputando en el Club San Martín, debido a -según lo expresado por ellas- las agresiones recibidas durante los partidos, no cobradas por los árbitros.

El equipo de fútbol femenino Sportivo Arcágeles, que comenzó a participar de torneos locales y regionales hace aproximadamente un año y medio, está atravesando su mejor momento deportivo. En tan poco tiempo tienen ganados 15 campeonatos, siete en nuestra ciudad y ocho en localidades vecinas.

Pero no todo es “color de rosa” como su camiseta original (la alternativa es de color negro). El conjunto “angelical” estaba participando del Torneo de Futsal que se viene desarrollando en el Salón del Club Atlético San Martín, con singular éxito. De los cuatro partidos diputados habían logrado tres victorias y un empate, pero, en disconformidad con el mal arbitraje de casi todos los encuentros, tomaron la decisión de retirarse del certamen.

Para aclarar dudas y comentarios -según ellas “maliciosos”- que circulan por las calles, una de las integrantes del plantel, Guadalupe Taranilla, dialogó con Emisario Deportes explicando el porque de su desvinculación del campeonato que venían ganando: “Nos retiramos del torneo porque dentro de la cancha, en todos los partidos, recibimos golpes, algunos sin pelota, y vimos que corría riesgo nuestra integridad física, con un mal arbitraje que nunca cobró las faltas. Se le pidió a la organización que por favor hablara con los árbitros para que no ocurrieran más estos hechos, pero ellos también hicieron oídos sordos”.

“Nosotras vamos a los torneos a jugar y divertirnos, pero no a pegar ni a que nos peguen patadas y codazos. Además los insultos de las hinchadas contrarias son una falta de respeto. Particularmente entiendo el folclore del fútbol, los cánticos y las cargadas, pero no que te insulten sin motivos”, se lamentó la defensora del equipos “casi” invencible.

“Pareciera que los organizadores del torneo quieren que esto suceda para que la gente en vez de ver un partido de fútbol femenino, vea un show de peleas entre mujeres, pero nosotras no nos vamos a prender en esa. Somos un equipo que intenta jugar de la mejor manera al fútbol, pero con total humildad y respeto. Me da pena que esto ocurra en mi pueblo y que la institución que organiza este tipo de torneos no se haga cargo de estos hechos’’, puntualizó la jugadora.

Vale aclarar que el partido al que hace alusión Guadalupe fue contra Unión, el primer equipo de fútbol femenino formado en nuestra ciudad. Ese partido lo terminó ganando Arcángeles por 1 a 0, y fue el último jugado debido a la decisión que luego tomaron de retirarse del certamen.