Mario -quien vuelve a dirigir la primera. agradeció al Club San Martín por todo lo que le brindó deportivamente, felicitó a jugadores, dirigentes, colaboradores e hinchas que pasaron por la institución ‘‘haciéndolo cada vez más grande’’, al tiempo que felicitó a la institución por los cien años que cumplirá el próximo jueves 10 de Diciembre. ‘‘Que toda la comunidad celeste festeje con mucho orgullo y que puedan seguir festejando por muchos años más’’, subrayó.

Mario -quien vuelve a dirigir la primera. agradeció al Club San Martín por todo lo que le brindó deportivamente, felicitó a jugadores, dirigentes, colaboradores e hinchas que pasaron por la institución ‘‘haciéndolo cada vez más grande’’, al tiempo que felicitó a la institución por los cien años que cumplirá el próximo jueves 10 de Diciembre. ‘‘Que toda la comunidad celeste festeje con mucho orgullo y que puedan seguir festejando por muchos años más’’, subrayó.

Rumbo al centenario

Con la frase del título, el técnico más ganador del Club Atlético San Martín resume su paso por el Santo Mackennense, que el próximo jueves 10 estará celebrando sus cien años de gloria deportiva.

Mario Vivaldi conoce muy bien a los jugadores surgidos de la ‘‘cantera celeste’’ porque por muchos años fue el coordinador de las categorías infanto juveniles, logrando varios títulos de campeón no solamente en los torneos de la liga, sino también a nivel provincial y nacional. Solo le falta lograr el título más ansiado, el de primera división, que en el 2018 estuvo muy cerca de conseguir, perdiendo la final del Torneo Clausura ante Acción Juvenil de General Deheza por penales.

La hazaña del 2003 

‘‘El ascenso del 2003 (a primera A) fue una de las mayores alegrías que me dio el fútbol. Realmente ese año todo nos costaba el doble, con un plantel de jugadores surgidos de la ‘‘cantera’’ del club, eran todos chicos de Mackenna’’, comenzó diciendo Mario Vivaldi al recordar aquel histórico ascenso en Diciembre de 2003.

‘‘Recuerdo que empezamos a entrenar y a esforzarnos desde Enero, para ver si podíamos coronar el año con algo importante. Y bueno, de a poco se fueron dando los resultados, consolidando el equipo, y cuando iban pasando las fechas nos ilusionamos con algo lindo’’, continuó diciendo el técnico.

Luego recordó que su equipo clasificó en la primera y segunda etapa del duro campeonato de primera división B, hasta llegar a la final con Lutgardis Riveros de Alcira Gigena. ‘‘Riveros tenía un gran plantel, con muchos refuerzos de jerarquía (entre ellos Diego Mirez y el goleador Juan Ignacio De Pasquale), habían armado un plantel de primera con una infraestructura que superaba la nuestra, pero en todos los partidos que jugamos ante ellos, los chicos estuvieron a la altura y solamente nos superaron en el último partido’’.

Los 10 jugadores que lograron el histórico ascenso en el 2003: Juan Alaniz, Marcos Melano, Mauricio Albelo, Sergio Zunino, Diego Campos, Gustavo Palacios, Mauricio Ortiz, Claudio Portalupi, Hugo Ferraro y Fernando Ferreira.

Los 10 jugadores que lograron el histórico ascenso en el 2003: Juan Alaniz, Marcos Melano, Mauricio Albelo, Sergio Zunino, Diego Campos, Gustavo Palacios, Mauricio Ortiz, Claudio Portalupi, Hugo Ferraro y Fernando Ferreira.

La final entre San Martín y Lutgardis Riveros, en el primer partido jugado en el antiguo predio de la Avenida Risatti, terminó empatado y en el definitivo jugado en el estadio ‘‘Eduardo Omar Saporiti’’, el conjunto ‘‘Albinegro’’ se consagró campeón venciendo al conjunto de Vivaldi por 3 a 1.

Al quedar segundo, y por la sumatoria de puntos San Martín obtiene la chance de jugar la reválida ante Deportivo Río Cuarto de la primera A por el segundo ascenso a la máxima categoría de la Liga Regional de Fútbol de Río Cuarto.

‘‘En la primera final que jugamos de local teníamos muchas bajas, recuerdo que debutó Federico Diaz con apenas 16 años en un partido muy importante, pero igual empatamos en cero y fuimos a Río Cuarto a todo o nada’’.

El encuentro decisivo fue histórico

‘‘Se jugó un solo tiempo, donde estábamos haciendo las cosas bien y merecíamos ir ganando, pero ocurrió una jugada polémica, donde el 2 de ellos (Flavio Morales) le pega un codazo a Diego Campos, se generó un tumulto y el árbitro Jorge Carballo expulsó a Germán Gil por defender a sus compañeros.

El partido continúa jugándose, hasta que se produjo un incidente: voló una piedra supuestamente de nuestra parcialidad, le pega al juez de línea y el árbitro terminó suspendiendo el partido’’.

Pasaron unos días sin saber que iba a decidir la liga en relación a lo ocurrido en el primer tiempo del encuentro definitorio.

‘‘Teníamos mucha incertidumbre, no sabíamos que iba a suceder con el partido, pero gracias a Dios lo pudimos seguir jugando el sábado 20 de Diciembre (2003) , un partido de dos tiempos de 23 minutos’’, recordó con mucho énfasis el estratega ‘‘celeste’’.

‘‘Se nos había complicado porque jugar con un hombre menos era difícil, no contábamos con los centrales porque a Germán (Gil) lo habían expulsado y Ariel De Asteinza no pudo estar por un problema de salud.

Aguantamos como pudimos lo que restaba del partido. Fueron 55 minutos y el suplementario con mucha adrenalina con una actuación memorable del arquero Fernando Ferreira y del defensor Claudio Portalupi en la parte defensiva, y el resto del equipo dejó el alma en la cancha. Terminamos empatados en cero, fuimos a los penales, ganamos con otra gran actuación del Ferny (el arquero) y pudimos traernos el ascenso a Mackenna’’, expresó.

‘‘Para nosotros fue algo muy importante y creo que para el club algo histórico, ya que lo logramos con un plantel de jugadores surgidos de las inferiores, y jugando 55 minutos, más los 30 del suplementario, con un jugador menos. Pudimos festejar con todo el plantel, cuerpo técnico y los hinchas’’, concluyó diciendo Mario Vivaldi quién el martes 1º de Diciembre asumió nuevamente como DT de la primera división de San Martín en reemplazo de Roberto Mainguyague.