EMISARIO CLÁSICOEn un partido muy entretenido, por momentos vibrante, con muchas situaciones de gol en ambas áreas, San Martín y Belgrano no se pudieron sacar ventajas y terminaron igualando en un tanto por bando, en el marco de la quinta fecha del Torneo Clausura -Zona Sur- que organiza la Liga Regional de Fútbol de Río Cuarto.

El domingo 14 de Agosto, por la tarde, se enfrentaron dos equipos con realidades contrapuestas, teniendo en cuenta que Belgrano, con muchos jugadores de experiencia, venía de quitarle el invicto a Atlético Sampacho de visitante y luego vencer de local al Atlético Adelia María, ubicándose en el lote de los de arriba. Mientras que San Martín llegaba a este encuentro con una racha negativa de ocho partidos sin poder ganar, cerrando la tabla de posiciones junto a Herlitzka de Las Vertientes con solamente un punto. Si a esto le sumamos que contaba con cinco bajas importantes entre los titulares, la situación no era de las mejores para la dupla técnica Borgognone-Castello, que debió apostar a varios juveniles que estuvieron a la altura de tan trascendental encuentro.

Pero como se dice en el ámbito futbolero, los clásicos son partidos distintos, no importa cómo llega uno y otro.

Clásicos son clásicos y la realidad queda grabada en el campo de juego.

Los goles fueron convertidos por Luciano Grimaldi a los 3 minutos de iniciado el juego, mientras que Gonzalo Córdoba a los 12 del complemento puso el empate definitivo. Un resultado que se puede considerar justo si se tiene en cuenta que los dos equipos buscaron la victoria generando muchas situaciones de gol, pero la falta de eficacia y la gran perfomance del “uno tricolor” impidieron que hubiera un ganador.

Más de cuatro mil personas pudieron disfrutar de un gran partido, donde no hubo ningún tipo de incidentes entre las hinchadas, más allá de todo lo que se relaciona con el folclore del fútbol.

El superclásico de Mackenna se ha transformado en una historia apasionante que ya lleva cinco capítulos, donde hasta ahora Belgrano está con una victoria por encima de San Martín, lograda en el primer derby jugado en el “gigante tricolor”, mientras que los cuatro últimos terminaron igualados.

El esperado encuentro convoca multitudes, paraliza la ciudad y también suma gente de la región que lo ha tomado como una verdadera fiesta del fútbol. Juntos, “Tricolores” y “Celestes” han comenzado a escribir la historia más apasionante del fútbol regional.

Alejandro Fernández