PATO CAMPIEl ppdo.mes de Octubre, Juan Carlos Campi -Productor y Asesor de Seguros- con su agencia de la compañía de seguros La Segunda, celebró su 46º aniversario.

La historia comenzó en 1974, cuando Juan Carlos, conocido popularmente como el ‘‘Pato’’, se incorpora a la por entonces Vicuña Mackenna Cereales S.A. que hacía poco tiempo se había instalado en nuestra ciudad.

‘‘En el año 1974 terminé el bachillerato en el Instituto Juan Pascual Pringles y comencé a estudiar en la Universidad de Río Cuarto. Pero como no estaba convencido de la carrera que había elegido, decidí volver a Mackenna.

Ante esta situación mi padre me dijo: Esto es muy fácil, te di la posibilidad de estudiar, y sino hay que trabajar’’, recuerda Juan Carlos.

‘‘En ese tiempo se instala Vicuña Mackenna Cereales, yo me presento para trabajar ya que tenía conocimiento del tema. Me ponen en el área seguros y ahí comenzó mi relación con la compañía La Segunda’’.

En el año 1977 la compañía Vicuña Mackenna Cereales lo manda a la ciudad de Rosario para que le certificaran la matrícula como Productor y Asesor de Seguros, autorizado por la Super Intendencia de Seguros de la Nación.

En el año ‘81 la empresa, como premio por su destacada función, decide ponerle su nombre: Agencia de Seguros Juan Carlos Campi.

‘‘Yo seguí trabajando en la empresa hasta que se vendió en el ‘93, la compró la Aceitera General Deheza. De ahí en más me dediqué de lleno al seguro, pero en el año 1974 comenzó mi relación con La Segunda, cuando yo tenía 18 años’’, recuerda con nostalgia el ‘‘Pato’’ Campi.

Actualmente la agencia cuenta con 6 empleados, quienes todos los años realizan cursos de capacitación.

El año próximo, cuando se jubile, Juan Carlos le pasará la posta a su hijo, quien actualmente reside en la ciudad de Córdoba.

Por último, Juan Carlos agradece a todos los empleados que han pasado por su agencia, destacando el apoyo de la gente y de todos quienes fueron colaboradores durante estos 46 años, y a sus colegas entre los cuales recuerda a Nebil Rattaro, quien también tenía en aquellos años su agencia de seguros. ‘‘Teníamos muy buena relación con el flaco, compartíamos ideas, aprendí mucho de él’’.

No podía dejar de citar a dos personas que fueron muy importantes para su actividad: ‘‘Agradecer a la gente de Vicuña Mackenna Cereales, en ese momento representada por Fabricio Fabroni y Jorge Torriglia, quienes decidieron que yo continuara trabajando en su empresa’’, concluyó diciendo Juan Carlos Campi.