ESTÁ DETENIDO EN LA U.P. 6 DE RIO 4º Y EL MENOR A DISPOSICIÓN DEL JUEZ DE MENORES 
Guillermo Arias, sospechado de cometer el crimen que terminó con la vida del cura Jorge Vaudagna, fue detenido a poco de ocurrido el hecho y trasladado a Río Cuarto.

Guillermo Arias, sospechado de cometer el crimen que terminó con la vida del cura Jorge Vaudagna, fue detenido a poco de ocurrido el hecho y trasladado a Río Cuarto.

El joven Guillermo Arias (23) se abstuvo de declarar ante el fiscal de la causa Daniel Miralles el pasado jueves 12 de Noviembre.

Arias, imputado como supuesto homicida del sacerdote Jorge ‘‘Coqui’’ Vaudagna (59) ocurrido el 27 de Octubre, se encuentra detenido en la Unidad Penitenciaria Nº 6 de la ciudad de Río Cuarto. Mientras que el menor de 14 años continúa a disposición del Juez de Menores.

Guillermo Arias se abstuvo de declarar al momento de la declaración indagatoria realizada en Tribunales de la ciudad de Río Cuarto.

El imputado, quien tiene como abogado defensor al reconocido penalista Pablo Espamer, expresó ‘‘la negativa general de la acusación y se abstuvo de seguir declarando’’, explicó el fiscal Daniel Miralles, quien conduce la investigación por el asesinato del Padre Coqui.

El mismo está acusado de homicidio calificado por uso de arma de fuego y por participación de un menor de edad.

En cuanto al chico de 14 años investigado por el crimen que conmovió a Mackenna, Miralles señaló que la semana anterior se le receptó ‘‘exposición informativa’’ y continúa a disposición del Juzgado de Menores.

Testimonios y pericias

De acuerdo a lo manifestado por el fiscal de Cuarta Nominación, se trata de una causa compleja a la que se incorporaron más de 30 testimonios y  ‘‘un gran volumen de pruebas a tramitar o diligenciar por oficinas técnicas de la Policía Judicial de la provincia de Córdoba’’.

Señaló que próximamente avanzarán en las pericias psiquiátricas y psicológicas a los dos involucrados, como así también en pericias técnicas en el arma secuestrada, en dispositivos informáticos como celulares y computadores, además de prendas de vestir y textiles secuestrados en el marco de la pesquisa.

La investigación es desarrollada con la participación de la Brigada de Homicidios de la ciudad de Córdoba y el Departamento de Investigaciones de la Departamental Río Cuarto, ambas dependencias de la policía de la provincia.