Mady Zanón estuvo en el Concejo Deliberante y desde la Banca del Ciudadano expuso su propuesta de no fumar en lugares públicos cerrados, logrando el apoyo de los ediles, quienes deberán tratar el tema y crear una ordenanza al respecto.

Mady  Zanón, una vecina de nuestra ciudad con la firme postura de que su objetivo fuese escuchado por las autoridades municipales, juntó casi mil firmas de apoyo para prohibir que se fume en los lugares públicos.

La primera sesión del mes de Mayo del Concejo Deliberante la tuvo a Mady como la principal protagonista sentada en la banca del ciudadano, desde donde expuso su posición y el objetivo que intenta conseguir.

El Cuerpo Legislativo la escuchó y por mayoría le expresaron su apoyo, dejando el tema para ser tratado en la próximas sesiones con absoluta seriedad, lo que hace prever una ordenanza que prohibirá fumar en los lugares públicos y cerrados ( especialmente bares y comedores).

Mady -en una entrevista con Emisario- comentó como surgió esta iniciativa: ‘‘La idea la tengo desde que se impuso la Ley Provincial  9113, pero como yo sabía que la municipalidad local no se había adherido, pensé que nunca iba a lograr nada. Cuando se hace la Ley Nacional dije, bueno esta es la mía, de querer hacer algo. Entonces fui al Ministerio de Salud de Córdoba y me dijeron: no se puede fumar en los lugares cerrados, me enviaron a la sección drogas, tabaquismo, donde recibí la misma respuesta. Pensé que había tocado el cielo con las manos. Después de tanto andar me enteré que al no estar reglamentada la ley a nivel nacional, seguíamos como antes. Ahí fue cuando comencé a levantar firmas para ver si podía ser escuchada. En Mackenna son muchísimas las personas que se ven perjudicadas con el tabaco. Por eso debe haber un espacio para la gente que quiere salir con la familia, pueda hacerlo en un ambiente limpio y sin humo’’.

En menos de un mes la cantidad  de firmas apoyando su propuesta superaron las 900, lo que la incentivó a seguir con su idea adelante; ‘‘Cuando salí a juntar firmas, explicaba que yo no estoy en contra de los fumadores, cada cual hace de su vida lo que quiere. Solamente pedía que en lo lugares públicos cerrados no se fumara. El 17 de Diciembre del año pasado presenté mi propuesta en la municipalidad. Luego pasaron algunos meses y al no recibir ningún tipo de respuesta decidí utilizar la banca del ciudadano para contarles a los concejales cual era mi objetivo.

Fui escuchada y la mayoría estuvo de acuerdo con mi pedido. Salí muy feliz y satisfecha del Concejo porque me atendieron muy bien, les preocupó el tema que yo expuse y dijeron que nunca se había tratado ese tema, pero obviamente sabían de la existencia de este -para algunos problema- ellos también son padres,  tienen familia y saben que el cigarrillo perjudica la salud.

Ahora hay que aguardar que el tema sea tratado, esperando que salga una ordenanza al respecto’’, se ilusiona Mady, quien dice haber  conseguido el primer gran paso hacia su loable objetivo. ‘‘Me firmaron  hasta fumadores crónicos que entendieron lo que yo proponía.   Es horrible  estar  cenando  en un  comedor y que al lado estén fumando. Mucha gente se ofreció para ayudarme  a  juntar firmas, pero yo pienso que con el aval  de  casi  mil personas, el objetivo está casi cumplido’’, concluyó diciendo  Mady Zanón.