BASURERODebido a que últimamente se estaba complicando la situación en el basural a cielo abierto ubicado al sur de la localidad, paralelo a la Ruta Nacional Nº 35, el municipio de Mackenna a través del Área de Obras Públicas decidió contratar a una empresa de la ciudad de Río Cuarto para acomodar los residuos existentes en el lugar. A tal punto había llegado el desorden que los residuos impedían ingresar al predio en vehículo debido que se habían formado lomas de todo tipo de basuras que casi a diario provocaban focos de incendios.

El Secretario de Obras Públicas, Arq. Juan Pablo Sgavetti, comentó a Emisario que “era necesario realizar un reordenamiento debido a que todos estos años que lo hemos estado usando no se había podido acomodar correctamente. Le hacia falta otro tipo de trabajo que nosotros con las herramientas que tenemos en el municipio no lo podíamos llevar a cabo. Por lo cual se contrató una empresa de Río Cuarto que hizo el trabajo correspondiente durante 10 días con una retroexcabadora y una topadora que fueron necesarias para reacondicionar nuevamente el basurero ya que estaba bastante desprolijo y se estaba complicando el mantenimiento a diario. Entonces era necesario este reordenamiento”, puntualizó el funcionario municipal.

La imagen actual del basural es contraria a como estaba antes que se realizaran los trabajos, teniendo en cuenta que se plancharon “las montañas” de basuras que se habían generado debido a que la gente al no poder ingresar al predio, iba amontonando los residuos en un mismo lugar. También se habilitó un camino con ingreso y salida que rodea el predio.

Sgavetti señaló que han quedado algunos trabajos pendientes, por ejemplo tapar con tierra -aprovechando los montículos de guadal que hay en el lugar- construyendo un cayon de 30 centímetros para que la basura no se vuele, ni produzca focos de incendios. Además de evitar que los roedores, alimañas de todo tipo y réptiles se adueñen del basural.

Por otro lado el titular de Obras Públicas indicó que se continuará con los trabajos en el basural y a corto plazo se terminará de cerrar el perímetro y en la entrada se instalará una cabina, con una persona que controlará el ingreso al lugar. “Las personas que vayan a depositar sus residuos van a poder ingresar al predio y depositarlos en una playa que se va a marcar. Luego los empleados municipales con las herramientas correspondientes (pala y camión) realizarán el trabajo de separar la basura de las podas principalmente”.

Las personas que a diario asisten al basural a seleccionar los residuos que luego venden en las chacaritas, podrán continuar haciendo su tarea en el lugar, pero también de manera ordenada, para evitar “conflictos sociales” que en varias oportunidades han ocurrido.