Obligados cambios en la conducción

Alberto De Asteinza fue un claro referente de la institución bomberil, y hoy con mucho dolor y cariño todos lo recuerdan.

Por el fallecimiento (domingo 19 de Junio) de Alberto De Asteinza -Presidente de la Comisión Directiva de Bomberos Voluntarios de nuestra ciudad- en la última reunión realizada el lunes 27, tal como estipula el reglamento, se dejó establecido que el nuevo titular de la comisión -de manera interina- es Juan Carlos Illa, mientras que el cargo de Vice será ocupado por Emilio Agrain, que hasta el momento se desempeñaba como primer Vocal Titular.

‘‘Nos dejó una gran persona’’

Esta fue la primera reunión luego del deceso del ex presidente, debido a que desde la institución se dispuso un duelo de 15 días por la perdida de un ser muy querido en la comunidad bomberil. El ‘‘Beto’’, como cariñosamente todos le decían, fue uno de los pioneros junto al también desaparecido Nebil Rataro y el ahora Presidente Juan Carlos Illa, de la creación de Bomberos en nuestra ciudad. Desde entonces siempre estuvo ligado a la entidad como uno más del Cuerpo Activo y colaborando en lo que hacía falta, siempre inculcando su buena fe. Cuando presidía la Comisión se mostraba como un integrante mas, tratando de que la cordialidad y la unidad fueran pilares fundamentales en el crecimiento de la institución que él vio nacer.
Quienes tuvimos la oportunidad de dialogar con él en  alguna que otra entrevista, siempre fuimos bien recibidos.     A pesar de la enfermedad que lo afectaba  se  mostraba  con un optimismo  casi  envidiable, siempre  con  la  mejor onda y con mucha humildad.          Por  eso  coincidimos  con  las  palabras de Gustavo Sargiotto, actual  Secretario de la Comisión  y fiel compañero del Beto, cuando  al  recordarlo dice que «nos dejó una gran persona…», las que  sin  dudas,  tanta  falta hacen en las instituciones.
Con la desaparición física del Pte. de Bomberos Voluntarios, Alberto «Beto» De Asteinza, quedó  vacío  el sillón de los que realmente luchan por el bien de una institución. Impulsando la cordialidad, la  unidad y por sobre todas las cosas, sosteniendo la humildad y la honestidad, que muchas veces se deja de lado.