Según el Informe Policial, este finde en Mackenna ocurrieron distintos hechos delictivos, incluido "El hombre del rifle". (Foto ilustrativa).

Según el Informe Policial, este finde en Mackenna ocurrieron distintos hechos delictivos, incluido “El hombre del rifle”. (Foto ilustrativa).

Según lo que reza en el parte de prensa que cada Lunes emite la policía local, este fin de semana hubo mucha actividad delictiva.

En la cancha del Mackenna Rugby, malvivientes rompieron el tablero eléctrico, hecho lamentable que fue descubierto cuando el Jueves por la noche fueron a entrenar los jugadores y al momento de intentar encender las luces del estadio se encontraron con el tablero destruido y el faltante de las térmicas.

En otro hecho, autores ignorados ingresaron por la puerta trasera de un local comercial dedicado a la venta de telefonía celular ubicado en la calle Cipriano Morelli al 558. El propietario declaró a la policía que “los cacos”, habrían utilizado una barreta para abrir la puerta trasera del comercio por donde ingresaron. Habían preparado una bolsa al estilo “Papá Noel” con muchos artículos caros para llevar, aunque en el motín que se llevaron habría teléfonos celulares, playstation, auriculares y mouse entre otros artículos. La Policía esta en plena investigación.

Además en un procedimiento la policía secuestró una moto de 110 cc en una vivienda ubicada en la calle Hipólito Yrigoyen 170. Allí un joven de 17 años no supo explicar la procedencia del rodado, tampoco contaba con los papeles y las medidas de seguridad, por lo que el vehículo fue llevado a la dependencia.

Por último, el parte informa que en la tarde noche del Sábado un joven que caminaba como si nada por la calle Cendoya al 800, disparaba con un rifle de aire comprimido apuntando al interior de las viviendas. Los vecinos alertados por los disparos, llamaron a la policía que de manera inmediata arribó al lugar, y a la voz de “Alto!”, el joven ante la presencia de los agentes de seguridad, bajó su rifle, dejó de disparar y sin oponer resistencia se puso a disposición de los uniformados. Fue trasladado a la comisaría, se le secuestró el arma y luego entregado a sus progenitores.

Redacción: MackennaInfo.com.ar